Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 23 de octubre de 2017

LO QUE UN DÍA FUE...

Amables lectores, no me mataron; tampoco andaba de parranda, sino que
tuve que tomar unas vacaciones por causas de fuerza mayor que al
parecer ya están arregladas; así que vuelvo a agarrar el bastón para
repartir a diestra y siniestra y muy a tiempo, porque ya empieza la
joda política y hay mucho que comentar. Así que a darle.

LO QUE UN DÍA FUE…

Sí, definitivamente y ante mi asombro, logró llevar mucha gente
(aunque pocos jóvenes) a La Lija el pasado sábado. Yo no creía que
fuera a lograrlo porque han pasado los años y ya no es lo que era;
pero aunque no me guste reconocerlo, aunque se me retuerzan las tripas
al escucharlo, el cantante Pancho Barraza todavía le gusta al pueblo y
juntó algo de gente. Porque si somos honestos, fue Él, Pancho Barraza
(y los treinta o cuarenta camiones pagados para el acarreo) quien
llevó toda esa gente a La Lija; en cuanto a Ramón Guerrero, el
tristemente célebre ladrón de Ayutla, su propia gente me reporta que
está sufriendo por la preocupación de no ser lo que era ni ante la
plana mayor de MOVIMIENTO CIUDADANO, ni ante los vallartenses; pues a
su supuesto informe no vino Enrique Alfaro ni Dante Delgado como lo
festinaba y en cuanto a los vallartenses, ya es seguido solo por un
puñado de endiosados fanáticos, huevones, socialistas y enfermos que
viven buscando miserables dádivas como las que Él sabe dar cuando anda
en campaña, aunque esta campaña sea ilegal por anticipada.

Que "no había morras pa bailar" dice la chaviza

Pero además, Yo no entiendo el afán de Ramón Guerrero por hacer
eventos chafas como si el pueblo no se diera cuenta. El mitin político
disfrazado de informe del sábado, además de mal ecualizado, fue
desatendido por las nuevas generaciones y era lógico. Pancho Barraza
fue muy sonado en la radio por allá en los noventas, cuando llenaba
bailes y sus canciones gustaban; de modo que los jóvenes de hoy no lo
conocen ni saben que en efecto (y aunque ahora nadie lo crea cuando lo
oye cantar) el sinaloense sí fue famoso (ya en serio no se rían) y
llenaba explanadas; pero ahora, además de no servir para cantar, es un
perfecto desconocido para los muchachos de hoy, razón por la cuál,
según me reportan los poquitos chavos que fueron, predominó en La Lija
casi pura gente grande y "no había morras pa bailar".

Y no dijo lo que Vallarta quería que dijera

Por si fuera poco, ya todos conocíamos el contenido del supuesto
informe de Guerrero: "El PRI tiene la culpa". Un discurso ya
desgastado por el tiempo y la evidencia que encuera al ahora Diputado
y ex Alcalde de Puerto Vallarta que en campaña, juró meter a la cárcel
a los corruptos pero nunca le cumplió al pueblo, ni con eso, ni con el
cambio prometido. A lo único que se dedicó fue a enriquecerse con el
patrimonio de los vallartenses mientras daba sacos de cemento. En mi
humilde opinión, en vez de venir a intentar calentar al pueblo con un
informe en el que no había nada que informar, habría sido más
provechoso que por lo menos nos dijera cómo van sus problemas con la
justicia, pues recordemos que hace apenas unas semanas fue llamado
ante la Fiscalía como indiciado para declarar por la desaparición del
ex Regidor Humberto Gómez Arévalo. ¿O usted cómo ve? Contacto: 044
322 191 10 89.

No hay comentarios:

Publicar un comentario