Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 14 de agosto de 2011

"POBRE DE MÉXICO; TAN LEJOS DE DIOS, Y TAN CERCA DE LOS ESTADOS UNIDOS

Así lo dijo PORFIRIO DÍAZ en alguna ocasión y esto, se hace patente ahora, con el gobierno vende patrias de FELIPE CALDERÓN. Un gobierno que, por hacer efectiva la tan llevada y traída guerra contra el narco, ha permitido la instalación de dos centros de espionaje de los ESTADOS UNIDOS en territorio mexicano. Según la revista PROCESO: “Ambos centros de espionaje están en sitios estratégicos: uno en Paseo de la Reforma 265, en la Ciudad de México, y otro dentro de una zona militar en la región norte del país, según lo publicado por The New York Times en su edición del domingo 7, y que, de acuerdo con expertos consultados, se encuentra en Escobedo, Nuevo León. Desde esas instalaciones Washington realiza trabajos de inteligencia con toda libertad en territorio mexicano.”

Con esto, queda demostrado que, FELIPE CALDERÓN, no solo es incapaz de gobernar un país como el nuestro sino que, además, es un presidente servil y rastrero que sigue besándole las manos al presidente BARAC OBAMA y dependiendo, como también lo hiciera VICENTE FOX, de las órdenes venidas desde la CASA BLANCA.

Los mexicanos sabemos que, la guerra contra el narco, no es más que un pleito de plazas y que el crimen organizado, por sí solo, provee al país de más del cincuenta porciento de los empleos. Y esto también lo sabe CALDERÓN quien, en un terrible afán por conservar el país para su partido, pretende hacernos creer que lo combate a capa y espada apresando campesinos que siembran la droga, pero dejando libres a los grandes capos de la mafia para que sigan trabajando. Los centros de inteligencia de los ESTADOS UNIDOS en territorio mexicano, utilizando la oportunidad que les da CALDERÓN, vienen no a pelear contra el narco, sino a vigilar más de cerca a quien, según WIKILEAKS, consideran un perfecto bufón. A FELIPE CALDERÓN.

Lo tenemos resuelto. Sabemos que vienen a vigilarnos y aquí pende en el aire una sola pregunta: ¿Y nuestra soberanía? Habría qué explicarle al presidente lo que esa palabra significa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario