Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 24 de agosto de 2011

POBRES DE LOS NIÑOS

(OPINIÓN PUBLICADA POR EL LICENCIADO OMAR ARCE EN LA EMISIÓN DE HOY DEL PERIÓDICO SIEMPRE LIBRES)

Se nos dijo siempre y se nos repitió hasta el cansancio: “Tienes qué estudiar para que de grande seas un hombre de bien”. Pero sinceramente hablando, ahora, ya no podemos decir lo mismo gracias a la escandalosa y verdulera ELVA ESTER GORDILLO, que ha hecho de nuestro sistema educativo mexicano, una fábrica de burros al servicio de TELEVISA, TVAZTECA y del gobierno. Por si esto fuera poco, la huevonía, tanto de padres como de maestros, no viene a solucionar nada del problema.

Porque si usted se fija, amable lector, hoy en día los niños ya no investigan su tarea. Simplemente van y escriben en cualquier buscador de internet cualquier cosa que quieran saber, y luego lo imprimen, lo meten a la mochila y se lo dan al maestro al siguiente día como si ellos lo hubieran hecho. Digo, eso cuando no es la misma madre agachona que, por no perderse la novela, prefiere buscarle e imprimirle la información al chamaco. Y los maestros, de cuya mayoría puedo decir libremente que son parásitos que buscan cómo faltar a sus deberes, tampoco se dignan a revisar y a preguntar a los niños sobre lo que vieron. Simple y sencillamente se enfocan en ver si el niño presentó o no el trabajo asignado.

En este contexto, es triste que, nuestros niños, futuros profesionistas y pobladores de nuestro país, sepan describir de cabo a rabo una de esas porquerías a las que el canal de las estrellas llama telenovelas, mientras que si uno les pregunta dónde queda Francia, se queden como tontos. Es triste que los niños conozcan perfectamente bien quién es ese naco arrabalero que sale en la tele y que se llama PANCHO LÓPEZ, pero que en cambio, no sepan decir quién fue EMILIANO ZAPATA. Y CALDERÓN, la GORDILLO y todos los poderosos relamiéndose los bigotes, sabiendo que en MÉXICO, al varón su futbol, a las mujeres sus telenovelas y a los niños sus caricaturas, para que nadie proteste por nada. ¿Y la educación? ¡Pues que se vaya al carajo!

Lo peor de todo es que también pasa en la universidad en donde, recuerdo que un día, entregué un volante que hablaba sobre la discapacidad. Todavía tengo presente la voz de aquel muchacho que, como idiota, me preguntó: “¿Y de qué habla?” No es que me guste escribir groserías en esta columna. Pero le juro amable lector, y pártame un rayo si no, que me dieron ganas de contestarle: “¡Habla de tu chingada madre pendejo! Siendo universitario… ¿No podía agarrar el desgraciado volante y leerlo? ¡Le estoy hablando de un chavo de veinte años amable lector! Qué vergüenza para MÉXICO tener esa gente en las aulas y a ese nivel.

Por eso, si seguimos permitiendo que los niños presenten tareas copiadas enteramente de internet y sin saber siquiera lo que llevan, estamos contribuyendo para que la patria siga como está, si no es que peor. Contacto: elbastonazo@hotmail.com y 044 322 13 5 25 99.

No hay comentarios:

Publicar un comentario