Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 15 de agosto de 2011

¿NO APTOS PARA LA PATRIA?

Recuerdo que a mis 18, me dio por andar de greña larga y de barba de chivo, cosa que no agradó a mis padres. Pero pronto tuve qué cortarme el pelo, pues tenía qué hacer mi servicio militar y para los soldados, es más hombre el que va pelón. Así que tuve qué deshacerme de mi cola, la del pelo, que tanto había cuidado durante un año entero. ¡Y para nada! Porque ni salí sorteado y además, si hubiera salido, los soldados me hubieran mandado a revisión con el doctor militar para que este determinara que no podía hacer mi servicio debido a la ceguera.

Lo que sí no me pareció, es que cuando me dieron la cartilla, traía una leyenda que rezaba: “No apto para la patria”. Y es que para los soldados, animales uniformados al servicio del Estado, el ser ciego implica no servir para nada. Porque el no ser apto para las armas no quiere decir que los ciegos no podamos servir a la patria. Hay una y mil formas de hacerlo pero, a México, la creatividad que tiene para joder le ha faltado para echar mano de lo que nosotros podemos hacer. ¿Se ha preguntado alguna vez para qué podría servir el finísimo oído de una persona ciega?

Como un ejemplo le diré que, en Estados Unidos, los ciegos fueron cruciales en la II. Guerra Mundial, al identificar a puro oído a los aviones alemanes que no podían ser detectados por el radar. Pero déjese usted de guerras. Veamos las cosas tan simples en las que podemos servir. Dice una anécdota que un maestro de ciencia de una escuela secundaria de los Estados Unidos, habiéndosele perdido un ratón en una de las aulas, llamó a un muchacho ciego para que lo ayudara a encontrarlo. Este chico, que estaba realmente acomplejado por su ceguera, no tardó en detectar dónde estaba el ratón. Él, el ciego que halló al ratón con solo ponerse a parar la oreja, ahora es una figura pública conocida y de la cuál usted seguramente ha escuchado hablar. Se trata del cantante, compositor, productor discográfico y activista social, stevie wonder. ¡Sí! Ese mismo cantante famoso que, cuando vino a TELEVISA y quiso ir al baño, (y aquí se explica mi necesidad urgente de llevar secretaria al baño jajajaja) al no atinarle al mingitorio hizo meadera de artistas.

En fin, que lo que quiero decir, es que el no ser aptos para las armas (lo cuál reconocemos sin miedo) no significa no ser aptos para servir a la patria y esa leyenda, así como la antigua que antes se les ponía a las cartillas militares, (inútil para la patria) debe ser quitada de dicho documento oficial. Yo estoy de acuerdo que, en el Ejército, se necesitan seres poco pensantes que obedezcan sin protestar. Pero de eso a cometer actos tan discriminatorios hay mucha diferencia. Es una vergüenza que, ya siendo parte de organismos internacionales, tengamos la afrenta de tratar a nuestros grupos vulnerables de ese modo tan despectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario