Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 27 de agosto de 2011

EL BURRO QUE HABLÓ LA VERDAD

Siempre que lo he mencionado hay alguien que, como las viejitas de barrio cuando se trata de moral, se desgarra las vestiduras al escuchar que en mi opinión, MÉXICO debe pactar con el narco. Sin embargo, no hay peor ciego que el que no quiere ver y más aún, cuando la realidad se le restriega en la cara. Y es que, ahora, ya no digamos los panistas sino que hasta los más burros de ellos, dicen abiertamente a CALDERÓN que su guerra contra el narco no funciona y le piden, pese a los hipócritas puritanos y moralistas del mismo PAN, hacer una tregua con el crimen organizado. Lo anterior, debido al lamentable atentado que sufrió el CASINO ROYALE en MONTERREY, cuyo saldo fue de 52 muertos.

Ayer, VICENTE FOX QUEZADA, ex presidente de MÉXICO, instó a CALDERÓN a pactar con el narco y se pronunció a favor de la paz. Esto, aún cuando proviene del más ignorante de los presidentes que a mi juicio hemos tenido, debe ser un mensaje claro para el PARTIDO ACCIÓN NACIONAL de que las cosas no andan bien. Hace a penas una semana fue un estadio de futbol. Hace tres días, un casino en MONTERREY. ¿Qué sigue? ¿Nuestras propias casas? ¿Y quién es el siguiente en morir sin deberla ni temerla? ¿Nuestra familia?

Lo peor de todo es que, como ya he dicho, FELIPE CALDERÓN apresa campesinos que siembran o que venden la droga pero, en cambio, deja que los grandes emporios de la mafia sigan trabajando. Esa es, en resumidas cuentas, la guerra contra el narco que más bien, es una guerra de plazas. Guerra por dominar territorios que, a los mexicanos, les está costando la vida de familiares e incluso, la propia como en los casos mencionados. Yo no entiendo por qué, si a los estadounidenses les encanta la droga, no se las dejamos llegar para que sigan hartándose de ella. Y lo que más arde, es que los gringos sí siguen en el negocio de las armas, las pasan a MÉXICO descaradamente y no de gratis, y salen ganando con tanta sangre regada en nuestro país. En fin… ¡Sigamos votando por el PAN!

No hay comentarios:

Publicar un comentario