Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

LA DICTADURA PERFECTA, PELÍCULA HUÉRFANA DE CREATIVIDAD

Enterado de que ayer fui con mi esposa a escuchar la película "LA DICTADURA PERFECTA", un amigo me decía: "Regálame tus impresiones sobre ella. ¿Qué te parece la mafia que hay entre el gobierno y la televisión mexicana?" Y esto fue lo que le respondí:

 

Primero, creo que el tema debió tratarse con menos vísceras y más seriedad. Es evidente, y esto lo dijo Él mismo, que el director de la película trae una frustración atorada por el regreso del PRI a LOS PINOS. Frustración que como mexicano tiene todo el derecho a expresar, pero para mí fue más que obvia la rabieta. No sé si el señor quería que siguiera el PAN, o si quería (que es lo más seguro) al loco "mesías" de LÓPEZ OBRADOR con el ya tan jodido y deshonrado PRD; pero lo cierto es que después de haber escuchado la película, y las entrevistas que Él ha dado, cualquiera sabría que está muy encabritado el amigo, y que votará por MORENA en el 2018.

 

La segunda cosa que hay qué resaltar es que, además, aunque lo quieran poner como algo que está sucediendo a penas en nuestros días, y aunque digan que esto solo pasa en MÉXICO, el tema tampoco es algo nuevo como ahora los PRDistas y los del MOVIMIENTO DE REGENERACIÓN NACIONAL (MORENA) aseguran a sus marionetas (entiéndase los estudiantes universitarios), alebrestándolos con el diablo de la televisión. Es más que obvio, pero si no me creen ahí está la historia de MÉXICO y el mundo. Cualquiera que se ponga a investigar, sabrá que desde que el mundo es mundo y la TV es TV, ha sido la misma dinámica entre ella y los gobiernos en todo el planeta; incluyendo aquí, aunque no vaya a gustarles mucho, a los países donde gobierna la izquierda dizque redentora. ¿Y cuál es esa dinámica? Muy sencillo: la televisión es, ha sido y seguirá siendo, una prostituta que se baja los calzones ante el mejor postor, entrando al juego de los gobiernos. ¿Cuál es ese juego? El que todos ya conocemos: "A los medios que quieran ayudarnos ponlos en la nómina; a los que no, hazles callar". ¿Alguien encuentra algo nuevo en esto?

 

Finalmente, la tercera observación que quiero hacer es que, bien tratado, el tema de la película habría sido muy bueno; pero llega un momento en que ya no se sabe si es una película que refleja una cruda realidad, o una burda imitación mal hecha de alguna película cómica de ROBERTO GÓMEZ VOLAÑOS. Si alguien faltó en LA DICTADURA PERFECTA, fue la creatividad. En fin, comí palomitas y refresco, me entretuve, salí un rato de la rutina, llegué tarde a la casa y ya no pude publicar esto en el periódico, pero en cuanto a la película, la verdad es que buena, lo que se dice buena como la predican, no es; o al menos a mí no me lo pareció. Habrá quien tenga opinión diferente. ¿No?

No hay comentarios:

Publicar un comentario