Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 28 de julio de 2011

LA INVACIÓN DE LAS RATAS

Es muy común ver ratas en MÉXICO. Las hay en las casas, en las cañerías, en el campo… Pero hay un tipo de ellas que está invadiendo el país y que son muy peligrosas. ¡Se lo digo de veras! Es más, las han visto en las principales avenidas de las ciudades y se dice que son tan grandes, que es imposible no verlas. Así que tenga mucho cuidado. Una mordida de esas lo deja a usted encuerado.

¡Pero no crea que estas tienen cuatro patas! Aunque bueno, sí tienen mucha cola que les pisen. Se trata de las coludas y asquerosas ratas llamadas financieras que, no solo se aprovechan de la necesidad del pueblo para prestarle a réditos altísimos sino que además, son más hostigadores que las otras ratas que se llaman POLÍTICOS EN CAMPAÑA. ¡Y vaya que ya es mucho decir!

No son pocos los casos de mexicanos que, no teniendo dinero para seguir pagando a las financieras, dejan de hacerlo para luego ser hostigados, acosados y hasta amenazados por estas instituciones que, dicho sea de paso, los pagos que da el cliente los toman como pago de intereses y no abonan casi nada al capital. De modo que, si usted les pidió tres mil pesos, automáticamente la cantidad se le sube a cinco mil debido a la comisión que la financiera se cobra pero, además, la taza de interés es tan alta que acabará pagando hasta quince mil si no se fija. Así que, cuando usted piensa que ya les pagó, resulta que estas grandísimas ratas, se la sacan con que lo que usted daba era para intereses y que, ahora, debe hasta el doble. Y por supuesto, no puede usted protestar, porque ya lo estará visitando uno de esos payasos que trabajan para ellos y que dicen ser abogados, para amenazarlo de embargo si no paga las cantidades que ellos dicen.

En verdad que, yo, no sé cómo nadie se ha fijado en este tipo de negocios sucios o cómo ninguno de los afectados se ha atrevido a denunciar a estas ratas. Si cobraran intereses bajos y no se cobraran una comisión como la que se apuntan en el pagaré, otra cosa sería. Pero esta gente se aprovecha de la situación y tiene de la gamarra a muchos, asustándolos que disque porque los tiene demandados y que los va a embargar. Recibiendo no una ni dos, sino hasta cinco llamadas de madrugada, nomás para presionar, en las que se "invita" al cliente a pagar voluntariamente a huevo. Afortunadamente, hay formas legales para dejar de ser acosados por estos perros del mal. Los señores diputados y senadores, deberían echarle mano a estas fraudulentas instituciones que delinquen enriqueciéndose ilícitamente, en vez de andar en dimes y diretes. Lo que sí es verdad, es que muy bien dice el dicho mexicano: “El valiente vive hasta que el cobarde quiere”. Si los afectados hablaran y se atrevieran a actuar, otra cosa sería. Por eso aquí les dejo un video de youtube, en el que se nos dice cómo tratar con este tipo de gente. El video es de BANAMEX, pero también sirve para toda institución que nos hostigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario