Se ha producido un error en este gadget.

martes, 13 de septiembre de 2016

¡QUE NO LO JODAN LOS MÉDICOS!

Mucho se me ha preguntado, y Yo me he descuidado bastante en
explicarlo, sobre qué debe hacer una persona cuando quiere demandar,
ya sea a un hospital público o privado, o a un médico en particular en
caso de una negligencia o mala praxis. Es cierto que Yo hablo de
demandar pero… ¿Y por dónde empezamos? ¿Cuáles son los papeles que
necesitamos? Hablemos de eso.

Lo primero que usted debe hacer si quiere entablar una demanda de
estas, es solicitar algo que ni el hospital ni el médico querrán
darle, pero que es su derecho exigir; y esto es su expediente para que
sea usted, y nadie más, quien le saque copia. Su expediente es
importante porque en él puede apreciarse todo lo que le han hecho. Sin
embargo, y como ya se lo vengo advirtiendo, nadie querrá darle ese
expediente, o si se lo dan, primero le quitarán todo lo que no
convenga que se sepa para no salir perjudicados y al final, su demanda
acabe como muchas. Sin los resultados que usted buscaba y con el
médico negligente burlándose de usted por no haberle podido hacer nada
a pesar de su responsabilidad. "¿Y entonces cómo le hacemos?"

Lo que Yo recomiendo es solicitar, o en su caso exigir dicho
expediente, pero siempre y desde la primera vez acompañados de un
notario público. ¿Por qué? Porque delante del notario el hospital no
se negará a entregarlo, y además no se atreverá a quitarle una sola
hoja porque Él estará dando fe de que se lo entregan completo. La
gente que hasta ahora ha intentado obtener el expediente sin la ayuda
del notario acaba siempre perdiendo los casos porque la carpeta viene
incompleta. ¡Y es lógico! Nomás imagine por un momento que Yo soy
Doctor; en realidad sé una fregada y media de medicina, pero usted
imagine que soy Doctor, que cometí una tontería con usted, y ahora
quiere demandarme por los daños que le causó mi mala práctica;
entonces me pide el expediente y para no hacer escándalo, pues le digo
que sí; luego, para no ir a la cárcel, me meto a cualquier oficina,
rompo lo que me compromete, pongo aquí, quito allá y al final, a usted
le doy solo lo que me conviene. O sea, un expediente muy bonito en
donde se verá que Yo hice todo lo que se tenía qué hacer y sin ningún
error. ¿Cuándo me agarran? Y lo peor: ¿Cuándo le harán justicia?

Pienso que ya basta de aprovecharse de la ignorancia del pueblo; a mí
uno que otro abogado, y uno que otro médico (principalmente del Seguro
Social) me critican por escribir este tipo de artículos; pero uno se
pone a pensar en que hoy le está pasando a otro, y mañana nos puede
pasar a nosotros. La méndiga burocracia de los hospitales me irrita,
pero más me molesto (por no decir otra que estoy pensando) cuando el
mismo hospital sabe que es responsable y esconde la evidencia para
proteger al imbécil que cometió la negligencia. Las críticas a mi
persona me entran por uno y me salen por el otro; lo que me interesa
es que el pueblo sepa por dónde iniciar cuando lo necesita.

Consultas Gratis

Y bueno, pensando en eso que le acabo de decir y como a veces lo hago,
hoy le invito a que si tiene un caso, cual sea, no bien den las nueve
de la mañana me llame para solicitar su consulta totalmente gratis.
Normalmente las cobro a quinientos pesos; pero cuando me amanece
contento no cobro nada por la asesoría, así que no lo piense tanto.
Mire que no todos los días hablo de estas cosas ni regalo mi tiempo;
así que llame en chifla al 044 322 19 1 10 89. Mándeme sus
comentarios, o mándeme mucho a donde usted ya sabe, en el correo:
abogadoomararcenolasco@gmail.com, y dicho esto, nos leemos mañana.
Excelente día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario