Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 17 de febrero de 2014

SITUACIÓN CRÍTICA PARA LOS HUELGUISTAS DE LA PLAZA DE ARMAS

POR: OMAR ARCE

 

Sin que se me tome por jactancia, Yo no me sorprendí, ni mucho menos me asusté cuando dejé de trabajar en el AYUNTAMIENTO. Yo sabía que no soy santo de la devoción del MOCHILAS (ni necesito ser) y estaba preparado para eso. Cuando se me dijo que estaba despedido, Yo ya había formado una cartera de clientes y lo único que sí hice, fue demandar mis derechos como debe ser. Por eso es que no sé cómo leer la huelga de los cuatro ex trabajadores del AYUNTAMIENTO que, en protesta por haber sido despedidos de forma injustificada, están ahora plantados en la PLAZA DE ARMAS sin comer.

 

No me mal entienda amable lector. Digo que no sé cómo leerla, porque sé que por una parte, tienen toda la razón en estar enojados. Pero por otra parte, creo que no están pensando bien las cosas. No, no los estoy criticando. Al contrario, les externo mi solidaridad y apoyo, sobre todo porque sabemos que fueron despedidos por haberse opuesto al famoso FIDEICOMISO del MOCHILAS; pero creo que debieron haberse buscado una forma más ingeniosa de protestar, que presionara al GOBIERNO MUNICIPAL, pero que no afectara su salud. Porque mire usted; es obvio que estos hombres y mujeres tienen familia, y que requieren estar produciendo para mantenerla. Además, ni las tarjetas de crédito, ni el pago de los préstamos a PENSIONES DEL ESTADO, ni el deber jurídico de pagar los impuestos van a esperarlos. Todo eso les generará obligaciones y problemas, y RAMÓN lo sabe perfectamente. Por otro lado, estos asuntos se arreglan, no con huelgas de hambre, sino en los tribunales como lo estamos haciendo quienes fuimos despedidos, y eso lleva su tiempo. En mi opinión, la cuál es muy personal y no intenta desanimar a los ex trabajadores, ellos deberían contratar los servicios de un buen abogado laboralista para que les lleve el asunto, y poner todas sus fuerzas en seguir produciendo para el mantenimiento de sus familias.

 

El sindicato puede decirles misa si quiere, pero Yo les preguntaría a los huelguistas si ya presentaron sus respectivas demandas ante la autoridad competente, y si ya lo hicieron, les preguntaría si conocen su número de expediente, si tienen copias de las últimas actuaciones de sus abogados y cuándo es la próxima audiencia. Porque eso de: "Ya pronto van a ir a declarar"… "Ahí la llevamos muchachos"… "Estamos trabajando en eso"… Todo eso no son más que palabras, y más si se las dice su sindicato. Ahora bien, si esto se arregla mediante la huelga, tendrá qué ser esta misma semana. Ojalá Yo esté equivocado, y el valeroso sacrificio de esta gente sirva de algo; pero de antemano sabemos que a RAMÓN ni le importa. ¡Ni a RAMÓN, ni al sindicato! Porque con todo el respeto que los lectores merecen, ese sindicato ya le vendió las nalgas al GOBIERNO, y nada hará por los huelguistas.

 

Así las cosas, veremos esta semana lo que suceda.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario