Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 22 de agosto de 2016

REGALADO NADA, Y ENÓJESE QUIEN QUIERA

Antes de iniciar, saludo a mis amigas las trabajadoras sociales que
ayer celebraron su día, y muy especialmente a las del DIF, que siempre
están listas para atender a los sectores más vulnerables de nuestra
ciudad. Abrazo fraternal a todas, y como dijo el indio: "Ahi me
guardan mi dispensa y mi lechi". No es cierto, dénsela al pueblo que
tanto la requiere. Besos a todas.

REGALADO NADA, Y ENÓJESE QUIEN QUIERA

Y ahora sí: El pasado viernes, amable lector, se llevó a cabo la
CUARTA FERIA DEL EMPLEO PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y ADULTOS
MAYORES, y qué bueno; Yo sí aplaudo que existan oportunidades para
sectores tan vulnerables como estos, pero en cuanto a las personas con
discapacidad sí tengo qué hablar, y mucho aunque luego de leer este
comentario haya quién me odie más todavía, cuestión que de una vez les
aclaro (otra vez) que no me importa en lo más mínimo. Los DIRIGENTES
DE ASOCIACIONES Y FUNDACIONES, Y LOS DISCAPACITADOS que no estén de
acuerdo conmigo digan misa, y que con esa los entierren a todos. Vamos
a lo que tengo qué decir:

Sí, es cierto; el GOBIERNO y las empresas están haciendo su parte y
como bien dijo HÉCTOR PIZANO, sí se está avanzando en el tema del
empleo para las personas con discapacidad y adultos mayores. El
problema, creo Yo, radica ahora en que la gran mayoría de las personas
con discapacidad no están capacitadas para altos puestos ejecutivos, y
solo les queda conformarse con aplicar para mediocres trabajos de
segundón, con sueldos miserables de tres mil pesos al mes que como
usted y Yo sabemos, en nuestros días no sirven ni para limpiarse el…
Bueno, imagíneselo. Pero… ¿Y por qué la mayoría de discapacitados no
tiene capacitación? Existen dos razones y las voy a decir aunque a
algunos les arda. Déjeme tomar aire:

Primero, porque los idiotas que dirigen las asociaciones civiles para
personas con discapacidad en todo el país, han creído que enseñándoles
a hacer jabones, pulseras y todo tipo de manualidades ya los están
preparando para la vida. Las manualidades son algo positivo, pero que
solo sirve para personas con discapacidad social o intelectual que se
hallan impedidos para obtener conocimientos superiores y sí necesitan
vivir de lo que elaboran; no son para todos como lo manejan estos
tontos dirigentes que cacarean a medio mundo sus talleres para
justificar toda la lana que les entra, y que se clavan para su
beneficio personal. Ya quiero escuchar a los socios de estas
agrupaciones hacer el ridículo en una entrevista para trabajar en
alguna empresa sin saber computación, inglés o sistema Braille en el
caso de los ciegos cuando les pregunten: "¿Y qué es lo que sabe
hacer?" "Pues mire… Yo sé hacer y vender escobas por la calle". O: "No
pos Yo hago pulseras y manualidades". Y rematar con: "Yo necesito el
trabajo y si es necesario puedo aprender". Por supuesto que Yo como
patrón les respondería: "Mi niño, si necesita aprender vaya primero a
la escuelita y cuando esté preparado, ¡entonces venga y aspire al
puesto que en ese momento Yo ofrezca!" Es tiempo de dejar los
jaboncitos, y capacitar a toda esta gente en algo que sirva; porque no
es lo mismo tener a las personas con discapacidad haciendo algo, a
tenerlos haciendo algo productivo para su propia vida. El que hace
jaboncitos y manualidades pudiendo hacer más que eso, sirve de
consuelo a los imbéciles; el que hace algo para sí mismo aunque no se
vea, es un triunfador. ¿Me capta la idea?

Bueno, pues la segunda razón por la que el discapacitado no tiene
formación ni preparación es todavía más lamentable, y es que en la
gran mayoría de los casos, son ellos mismos los que no desean
capacitarse en nada, y si tienen talento tampoco lo toman en serio.
Sucedió con el grupo SUEÑO MUSICAL, conformado por personas ciegas que
a lo único que aspiraban era a mendigar monedas en el malecón, y a
ofrecer su mal gravado y bien desafinado disco que la gente compraba
más que nada para limpiarse los pecados y no para escucharlos.
Pudieron y debieron hacer más como agrupación, pero prefirieron ser
los "cieguitos limosneros" que viven de la lástima de la gente. Por si
fuera poco, cuando algún empresario tenía a bien contratarlos para
amenizar en algún restaurante, llegaban siempre tarde o de plano no
iban. ¿Así cómo pues?

Señores, a donde quiero llegar es a lo siguiente: Regalado nada; y si
la persona con discapacidad no está preparada, si es impuntual e
irresponsable, o si cree que por su discapacidad hay qué hacerle la
caridad, aunque se ofrezcan diez mil empleos no cambiará nada. Por
eso, amigos y enemigos con discapacidad, les planteo lo siguiente y
acepto todas las mentadas de madre que quieran enviarme, en efecto
devolutivo por supuesto: El GOBIERNO ya puso su parte. ¿Qué harán
todos ustedes ahora? Piénsenle, y no se peleen conmigo; peleen con su
propia mediocridad e ignorancia. De nada. Contacto:
elbastonazo@hotmail.com y 044 322 19 1 10 89.

No hay comentarios:

Publicar un comentario