Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 7 de octubre de 2016

SEÑORES DIPUTADOS DE MOVIMIENTO CIUDADANO... ¡YA NO NOS AYUDEN TANTO!

Amables lectores, desde hace tiempo anda una iniciativa de nuestros
"brillantísimos" diputados en el sentido de ponerle impuesto a las
herencias. Un diez porciento a las que sean de entre diez y cincuenta
millones, un veinte a las que sean de entre cincuenta y cien, y creo
que un treinta de ahí en adelante. Lo van a venir logrando,
principalmente porque sean del partido que sean, son expertos en
encajarle el diente al pueblo; pero esto me deja reflexionando una vez
más. ¿En qué?

Mire; se crean impuestos para esto y para lo otro, reformas y
enmiendas a las leyes y todo tipo de ocurrencias en los tres niveles
de Gobierno, pero resulta que la cartera del pueblo sigue igual, o
incluso hasta más jodida mientras que esos diputados a los que con
nuestro voto mandamos a representarnos, siguen enriqueciéndose cínica
y descaradamente a nuestras costillas. Sus cuentas bancarias engordan,
sus casas crecen, sus hijos van a los mejores colegios (aunque sigan
siendo igual de ñoños e inútiles), pero acá afuera no se ve nada de
progreso y lo peor es que siguen aumentándonos los impuestos. No
pregunto dónde se queda todo lo que pagamos, porque todos lo sabemos;
se queda en las bolsas de esa gente ratera que nos gobierna, y que si
hace alguna buena obra no la hace con dinero propio. ¿A quién le hacen
el favor? ¡A nosotros nos cuesta! Las miserables dádivas que le echan
al pueblo como si de sobras a los puercos se tratara, son del dinero
que nosotros mismos damos para el sostenimiento de la nación; y no nos
pesaría, siempre y cuándo se reflejara en la calidad de los servicios
y en la atención al ciudadano, y no en la calidad de vida de la clase
política. Y luego se preguntan por qué tan poca gente sale a votar.

Ahora bien, alguien me dirá: "Omar, eso está muy bien y se hace en
muchos países; el que recibe herencia que pague impuestos". Yo creo
que no está nada bien. Imagine que alguien le hereda una casa; usted,
sin posibilidades de comprar una se alegra mucho porque ya tendrá por
lo menos qué dejarle a los hijos; pero… ¡Sorpresa! Si quiere tomar
posesión de la casa, deberá pagar un impuesto de millones de pesos que
usted no tiene. Si los tuviera ya se habría comprado la casa sin
necesidad de que se la heredaran. ¿Verdad? Pues ahí está lo malo de
esta iniciativa. El diario "El Economista" nos da un ejemplo de cuánto
pagaríamos por una casa cuyo valor es de setenta millones, por poner
un ejemplo; y dice: "una propiedad heredada con un valor de 70
millones tendrá una tasa de 10% de impuestos para los primeros 40
millones que excede de la base al tope del primer segmento (de 10 a 50
millones), teniendo que pagar sobre este remanente un monto de 4
millones de pesos en impuestos. Además, se le gravará con 20% el
excedente situado en el segundo segmento (de 50 a 100 millones), es
decir, los 20 millones tendrían una tasa de 20 por ciento. Por lo
tanto, en el caso de una propiedad con valor de 70 millones pesos, el
monto total que se pagaría por concepto de impuestos a las herencias
sería de 8 millones de pesos, lo que representaría 11.42% de su valor
total". Qué bonita forma de legislar "a favor de los que menos
tienen". ¿Verdad? Y esto, para que lo sepan todos ustedes y patalee el
que quiera, lo propuso un diputado de MOVIMIENTO CIUDADANO. ¿Qué tal?

Señores diputados de MOVIMIENTO CIUDADANO… ¡Por favor ya no nos ayuden
tanto! Contacto: abogadoomararcenolasco@gmail.com y 044 322 19 1 10
89.

No hay comentarios:

Publicar un comentario