Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 25 de noviembre de 2013

CONMEMORANDO INTENTONAS

POR OMAR ARCE
 
Ahí tienen ustedes que hoy, nos parezca o no, conmemoramos el DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. La misma basura de cada año, y no lo digo porque esté a favor del maltrato físico y psicológico que sufren muchas mujeres; sino porque las actividades que en todo el mundo se realizan para tal conmemoración, no cambian en absoluto la situación. ¿Por qué? Porque para eso, amables lectores, se requiere, no de marchas feministas, ni tampoco de marchas bien intencionadas. Tampoco de que se señale un día en el calendario para hacer todo esto; sino acciones que en verdad cambien las cosas.
Porque dígame usted: ¿Acaso salir y gritar para que pare la violencia contra las mujeres va a solucionar algo, si nuestros gobiernos no agilizan las cosas para que las denuncias por violencia avancen rápidamente? ¿Podrá una MARCHA MORADA hacer que la situación cambie, cuando las mujeres no tienen el valor de denunciar a sus agresores, y cuando lo tienen, no se mantienen firmes hasta el fin? Yo digo que no. Además, nuestros gobiernos piensan que somos tontos, y puede que mucha gente lo sea. Porque... ¿Acaso no conocemos el trato que se le da a las mujeres en muchos países? Es más, sin ir muy lejos: ¿Acaso no conocemos la situación de las mujeres en las comunidades indígenas de MÉXICO, donde todavía pueden ser compradas y vendidas como cualquier puerco en engorda?
"¡Pero OMAR, esos son términos muy duros!" Reconozco que sí, y además ni se sorprenda porque Yo así hablo. Por eso a veces mi columna incomoda; pero la situación es igual de dura y todos queremos disfrazarla con eventos sin trascendencia como estos. Yo hablo duro, y lo reconozco. ¿Pero quién ofende más? ¿Yo que les digo las cosas como son aunque los incomode, o esta sociedad hipócrita que solo realiza conmemoraciones estúpidas para tapar el sol con un dedo? ¡Vean ustedes mismos! Días conmemorativos por esto y por aquello, y así llenamos todo el calendario de vergüenza. Porque es una vergüenza, y dígame usted si no, tener qué señalar un día en el calendario para que nos recuerde cómo debiéramos comportarnos. Si tenemos un día en el que marchamos y gritamos en favor de la eliminación de la violencia contra la mujer, significa que por más gritos y sombrerazos, por más conmemoraciones que se han hecho, en realidad, y para vergüenza de todos, no hemos eliminado la violencia contra la mujer. ¿No es cierto? Y sin embargo, pasan los años, y las acciones siguen siendo las mismas. Esas que no han dado resultados, y que solo sirven para que el SISTEMA DIF, y el INSTITUTO MUNICIPAL DE LA MUJER, se vengan a parar el cuello diciendo que hacen algo.
Finalmente, y para rematar como a mí me gusta, les pregunto entonces: ¿Qué conmemoramos hoy? O más bien: ¿Tenemos algo qué conmemorar? ¿Podemos enorgullecernos de los logros? La respuesta es que no hay nada qué conmemorar, y que para colmo, no podemos enorgullecernos de las pobres y demagógicas intentonas que se han hecho. Hoy marcharán muchos, pero mañana, muy a pesar de ello, todo seguirá igual.


Visita mi blog, y sigue mis opiniones y comentarios en: www.aquiestaelbastonazo.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario