Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 28 de agosto de 2013

CARTOLANDIOS TIRAN PIEDRAS A LA LUNA

POR: OMAR ARCE

 

No me sorprende que FIDENCIO HERNÁNDEZ LOMELÍ, dirigente del escandaloso y naco BARZÓN, ande buscando cómo figurar en los medios y haya incitado a los CARTOLANDIOS para que tomaran el edificio UNIRSE, haciéndoles creer que merecen una indemnización por parte del GOBIERNO DE JALISCO; lo que me sorprende y de veras, es la poca inteligencia de quienes le han creído, pues es bien sabido que invadieron un predio que no les pertenecía y por lo cuál, deberían dar gracias que no están en la cárcel por ladrones e invasores.

 

Porque en el caso de CARTOLANDIA, amables lectores, nadie puede alegar ignorancia y de eso soy testigo. Dos o tres de estas personas, de los CARTOLANDIOS, vinieron a mí para asesorarse sobre si debían o no adquirir esos terrenos. Algunos otros, acudieron a otros abogados, o también a sus respectivos curas y pastores para consultar el asunto y, como siempre sucede, todos ellos fueron a pedir consejo para luego hacer, precisamente, lo contrario a lo que se les dijo que hicieran. Pudo más la voz de los vivales quienes, por una módica cantidad de doscientos pesos semanales, ofrecían con toda seguridad un lote del que ni siquiera eran dueños. Luego entró también la voz de los ignorantes abogados barzonistas quienes, movidos por su dirigente, aconsejaban a la gente apropiarse sin más ni más de esos lotes y al final, los CARTOLANDIOS fueron y se sentaron en el pedazo que les ofrecieron (sin albur), y ahora sufren las consecuencias de su ilegal forma de proceder. ¿Cuál indemnización? ¿Y por qué? ¿Por haber tenido qué devolver un predio que, literalmente, se habían robado? ¡No la chiflen! El GOBIERNO DE JALISCO, al desalojarlos, se portó muy decente con todos ellos; porque lo que merecían no era un desalojo pacífico, sino con todo el rigor con que debe tratarse a los ladrones. ¿De qué se quejan?

 

Pero ya sentados en los lotes, sintiéndose bien seguros de lo que habían hecho, vino la diarrea verbal: "A nosotros nadie nos saca"… "Estos terrenos ya son de nosotros"… Y hasta hubo ilusos que llegaron a decirme que si alguien intentaba sacarlos, el MOCHILAS los ayudaría, cosa que tuve por locura y bravuconería por parte de esta gente. Y sí, fue bravuconería porque al dueño del predio le bastó un solo movimiento para sacarlos a todos, en unas cuántas horas y sin tanto palabrerío. ¡Así nomás! ¿Qué tal?

 

Ahora piden indemnización y para exigirla, se proponen presionar al GOBIERNO DEL ESTADO, acampando en el EDIFICIO UNIRSE. Pero… ¿Sabe cuál es la indemnización que piden estos delincuentes, encabezados por el tracalero de FIDENCIO? Lea usted bien: Piden TERRENOS REGALADOS. Y le digo "tracalero" a FIDENCIO, porque de antemano sabe que no será posible lo que pide y, sin embargo, anda movilizando a la gente con un único fin: El protagonismo político y la tranzadera. Señores, otra vez les aconsejo, y a diferencia de muchos, sin cobrar un solo centavo: No hagan caso. No merecen ninguna indemnización y lo mejor que pueden hacer, es ponerse en paz con eso. Digo, si quieren tomarlo. Si no, pues vuélvanme a ignorar y se los recuerdo en algunos meses. Nomás acuérdense.



Visita mi blog, y sigue mis opiniones y comentarios en: www.aquiestaelbastonazo.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario