Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 18 de agosto de 2013

¡TARZÁN DE LOS MONOS! CHARLA SOBRE LA RELIGIÓN Y SUS VICIOS

Mucho se me ha preguntado, y esto debido a mis comentarios, qué es lo que tengo contra las iglesias y religiones establecidas por el HOMBRE. La verdad es que no tengo nada, ni a favor, ni en contra. Hasta hace cuatro años, Yo mismo era miembro activo de la PRIMERA IGLESIA BAUTISTA EL DIVINO SALVADOR en PUERTO VALLARTA, pero como dije antes en otra de mis columnas, salí de ella en el 2009 (cuestión que todavía genera ciertos comentarios), tal como salí antes de la iglesia CATÓLICA y de otras sectas similares por donde anduve. Pero… ¿Por qué será que siempre me voy? ¿Inconstancia? ¿Doble ánimo? Les aseguro que no. Lo que es más, hoy voy a satisfacerle esa curiosidad a quienes me preguntan, y a quienes le preguntan a mi esposa sobre todo esto, y además, lo hago de muy buena gana, porque no puedo reunirme con todos mis amigos para exponérselos uno a uno y este medio se presta para que todos se enteren a la vez. Ofrezco una amena, y muy seductora charla. Si les interesa léanla, y si no, pues pasen de largo.

 

Bien, puesto que estás leyendo ya el segundo párrafo, supongo que mi opinión te interesa y lo primero que debo hacer es darte las gracias por el tiempo invertido. Advierto, sin embargo, que quien entra aquí queda expuesto a mis opiniones directas, por las cuáles no pienso ofrecer ninguna disculpa. Si no eres lo suficientemente maduro para esto, todavía puedes salir de aquí, pero… ¿Quedarte con esa curiosidad? ¡Tú decides!... Si te quedaste, pasemos sin tardanza al asunto que nos atañe, Ya que a eso viniste a mi blog. ¿No?

 

Salí de la iglesia CATÓLICA a mis doce años, porque un día, queriendo Yo satisfacer mi curiosidad por ciertos temas religiosos, dejé petrificado al párroco cuando le lancé tres preguntillas que le resultaron incómodas. Entonces dije: "Si un chamaco de doce años, que además es ciego y con pocos estudios, puede desconcertar a un supuesto guía de la iglesia, entonces esta religión no sirve". Y desde ahí comencé mi búsqueda. Estuve en cuanta secta, pensamiento y filosofía se me atravesaron, convirtiéndome en un peligro para sus adeptos por ser tan preguntón. Pero hallé respuestas en la magia (OCULTISMO), y puesto que tuve grandes resultados, ahí me quedé. Entonces llegó a mí el protestantismo y, tal como hice con todos los credos que a mi paso salían, así hice también con esta rama del cristianismo. Abracé lo que ellos llaman "el EVANGELIO", y por curiosidad, queriendo explorar más de lo que había, tal como lo hiciera TARZÁN, Yo también dejé mi selva llamada MAGIA para adentrarme en las marañas de este nuevo credo protestante y dizque civilizado.

 

Me dijeron que había qué recibir a CRISTO en el corazón y, con gusto, convencido entonces de lo que hacía, le pedí que entrara, tal como muchos lo hacen actualmente. Es decir, sin conocimiento de causa, como un mero trámite y buscando una salvación para no ir al supuesto infierno. Más tarde, profundizando en la doctrina, supe que recibir a CRISTO significaba someterse a su señorío, cosa que hasta la fecha, pocos hacen en estas iglesias. Comencé a asistir al culto en 1999, y aunque debo confesar que al principio los cristianos me parecieron muy consistentes en su doctrina, no tardé en descubrir los vicios que ahí se esconden. Pero pensando que quizás era solo la congregación, en el año 2004, llegué a la PRIMERA IGLESIA BAUTISTA, donde por cierto, conocí a esa maravilla de mujer que hoy es mi esposa, y una de las creyentes más sinceras de esa congregación, aunque muchos la tengan en tan poco, y por mis opiniones, haya sido quitada de la ASOCIACIÓN RELIGIOSA a la que perteneció desde su mocedad, y ayudó a levantar, por lo cuál tiene más mérito que cualquiera de esos que ahora conforman el círculo íntimo del pastor. El dios de amor que tanto predican les premie tal acción.

 

Pero les contaba: En la PRIMERA IGLESIA BAUTISTA EL DIVINO SALVADOR, participé en el ministerio de ALABANZA, cursé el seminario de IMPLANTACIÓN DE IGLESIAS, fundé, junto con mi esposa, un grupo de jóvenes llamado TIERRA FÉRTIL, fui locutor en la emisora de la iglesia y hasta grabé un disco de himnos bautistas del que todavía conservo alguna copia. Pero en esta iglesia, no solo fueron apareciendo los vicios de siempre, sino que además, aparecieron otros peores y hay qué llamar las cosas como son:

 

El pastor, un señor que hasta que demostró su debilidad fue para mí un maestro respetable, no era más que un bufón de su mujer. De hecho, los problemas de todos aquellos que acudían a pedirle consejo, luego eran conocidos por toda la iglesia porque el hombre, iba y se lo contaba todo a su mujer, y esta a la vez, lo divulgaba con algunos otros. Lo digo y lo sostengo donde quieran: Yo, personalmente, llegué a escucharlo, y también recibí a algunos que, por el miedo de que su asunto se supiera en toda la iglesia, preferían no exponérselos. Las predicaciones para los matrimonios, a veces dadas por Él, y a veces por su hijo, eran todas enfocadas a la sumisión del hombre hacia su mujer, alegando que la BIBLIA decía que todos debíamos ser mandilones. Los ministerios estaban tan descuidados, y nadie se atrevía a recordarle a los "hermanos" el compromiso adquirido, por miedo a que todos se fueran de la iglesia y, en vez de eso, argüían que por gracia debíamos justificar a quien en realidad no lo merecía. Todos estos, y otros tantos vicios, fueron los que me disgustaron y puesto que Yo no parí a ninguno de los que ahí se congregan, ni estoy obligado a todas estas penurias, me aparté.

 

PERO HABLEMOS AHORA DE LOS VICIOS DE LA RELIGIÓN EN GENERAL:

 

 Yo, que me considero un hombre natural, que odio la diplomacia en exceso y que me gusta llamar a las cosas por su nombre, cuando estoy en alguna iglesia, me siento como TARZÁN DE LOS MONOS cuando lo llevaron dizque a la civilización. Porque a diferencia de todos esos religiosos, Yo vivo al natural, formación que recibí del ocultismo, y no suelo disfrazar mis sentimientos. Un ejemplo: Si un enemigo mío se muere, no disimulo el gusto que me da, ni el alivio que siento al saber que tengo uno menos; aunque claro, luego en lo secreto, donde se pelean las verdaderas batallas, tenga qué ser corregido por mi PADRE ÍNTIMO. Pero Yo no ando disfrazando mi alegría con un: "Lo siento. A nadie se le desea". Porque hasta el último segundo antes de enterarme de su muerte, siendo sinceros, sí se la deseaba y no me asusta porque esto es parte de la humanidad del HOMBRE. Pero solo reconociendo el problema es que puede corregirse. En vez de esto, los cristianos suelen negarlo, o cubrirlo como se cubre a un muerto en descomposición, creyendo que a DIOS puede engañársele.

 

Ese es, precisamente, el problema de la religión. No solo enseña al HOMBRE a crear un dios pasionario y vengativo, sino que además, lo enseña a ser hipócrita con Él. Y es que, aún cuando he encontrado en todas las sectas a gente muy valiosa, y aunque pueda convivir con los convencionalismos hipócritas del religioso por mucho tiempo, al final, acabo despojándome de ellos (de los convencionalismos) con una sensación de hastío y hartazgo. ¿Y por qué? Porque en todas, incluyendo aquí a la bautista, he encontrado a un dios (así con minúsculas) hecho a la medida. Un dios inventado, e imaginado de acuerdo a la necesidad de la organización; pero del DIOS único, del PADRE que está en lo secreto, y en lo secreto nos enseña, de ese nadie sabe nada. ¿Y cómo sabrán del DIOS verdadero, cuando ni siquiera creen fielmente al imaginario?

 

Pruebas tengo de sobra y para regalar. Por ejemplo: cuando los cristianos protestantes cantan: "Cara a cara espero verle, más allá del cielo azul; cara a cara en plena gloria, he de ver a mi JESÚS". Lo que aquí están diciendo es que, en realidad, no tienen miedo morirse porque saben que estarán con CRISTO. Y cuando los católicos cantan: "Oh maría, madre mía, oh consuelo del mortal; amparadme y guiadme, a la patria celestial". Lo que aquí están diciendo es que, su deseo ferviente, es ser llevados al cielo. ¡Morirse pues!" Y sin embargo, no bien acaba de temblar, o sucede alguna tragedia, cuando ya medio mundo, incluyendo los más religiosos, andan espantados rogando a DIOS porque nada suceda. ¿Pues no que mucha fe? ¿No que no tenían miedo a morir?

 

Por eso, y tal como lo hiciera también el hombre mono, decidí volver a mi selva. Al menos acá hay consistencia, y esa consistencia en todas las cosas, es lo que les falta a los adoradores del dios imaginario. Mejor el DIOS único y primitivo. En la magia también se cree en el CRISTO, y se afirma que no hay salvación en otro que no sea Él; pero hay una diferencia y esta es que en la magia, solo el que merece tiene. Solo el que se esfuerza en despertar y cristificarse alcanza también el despertar de sus facultades y nadie que no se avenga a las prácticas, obtendrá nunca nada de su ÍNTIMO. El católico y el protestante rezan y oran cuando quieren, y les falta constancia. ¿Pero qué importa? Al fin y al cabo DIOS perdona. Es para lo que les ha servido la gracia, que para ellos, no es otra cosa que el pretexto para justificar al irresponsable, al débil y al cobarde, mientras que en la magia, la gracia consiste en la oportunidad que todos tenemos para lograr nuestro despertar. Conocemos, y analizamos mejor la BIBLIA, porque entendemos la simbología que la religión rechaza, e intenta satanizar. Creo en DIOS PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO, tengo fe, pero esta está basada en la acción. No en la acción entendida como la actividad en los eventos de la iglesia, sino en la que se orienta a la muerte del ego. Porque… ¿En qué beneficia rezar el rosario si se sigue siendo un perfecto hijo de la tiznada? ¿De qué le sirve al cristiano hacer una confesión de fe, gritar que CRISTO VIVE y presumir de no adorar a los ídolos, si por dentro sigue siendo el mismo? ¿En qué beneficia repartir la revistita de los TESTIGOS DE GEHOVÁ cuando Yo, personalmente, he escuchado a algunas de sus mujeres expresarse mal de quienes no piensan como ellos? ¿Cómo ha de edificarme la ciega sumisión a SAMUEL JOAQUÍN, si me doy cuenta que entre los miembros de la LUZ DEL MUNDO también hay hipócritas, y además en la comunidad que conforman se comen unos a otros?

 

No nos engañemos. En todas estas iglesias, y aún en otras tengo amigos, pero no me da miedo asegurarles a todos que ninguna va por el camino que es. Es más, mientras sigan confundiendo a DIOS con la religión, estarán tan lejos de DIOS como el día de la noche.



Visita mi blog, y sigue mis opiniones y comentarios en: www.aquiestaelbastonazo.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario