Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 5 de octubre de 2011

¡INDIGNACIÓN SOCIAL! EL PUEBLO OPINA SOBRE SARA CARDONA

(COLUMNA PUBLICADA POR EL LICENCIADO OMAR ARCE EL DÍA DE HOY EN EL PERIÓDICO SIEMPRE LIBRES DE PUERTO VALLARTA)

Son ya varios los correos que me llegan opinando, unos a favor y otros en contra, sobre el caso CARDONA; la mujer que, hasta la fecha, no ha dado explicación alguna a una asociación de discapacitados que solicitaron donativo en la FUNDACIÓN ALAS DE ÁGUILA, que ELLA preside. La que, en vez de dar explicaciones, puso a su esposo a gritonearles a los discapacitados. Él en su salud física y mental lo hallará, pero nosotros, leamos algunos correos que al respecto llegan.

Antes le advierto que algunos de ellos contienen lenguaje altisonante, por lo que recomiendo que si a usted le afecta, no los lea. El primero que quiero exponerles, no sin antes aclarar que no corregí nada y que publico tal cual llegó, dice así: “Yo soy felipe reyes. Esta pinche vieja debería llamarse sara cabrona en vez de sara Cardona. Y el puto de su marido q se ponga con alguien q pueda defenderse el joto, sara cabrona Q salga a dar la cara la hija de la chingada ya q son buenos para robar al menos tengan vergüenza perros. Mi correo es lavoz.reportemendigo.delpueblo@gmail.com y mi perfil en facebook lo tengo como LA VOZ DEL PUEBLO, por si a algun cabron quiere debatir sobre esto”. Bueno, Yo la verdad no llegaría a tanto, pues creo firmemente que en el fondo, aunque sea muy en el fondo, los seres humanos sí tenemos vergüenza pero esa es la opinión de nuestro amigo FELIPE y qué le vamos a hacer. La verdad estos artículos sobre la princesita LUZ BEL ÉN, han causado este furor de algunos y ahí está su voz. Vamos a otro:

Este me pide que no publique su nombre, por lo cuál, vamos a respetarlo. Dice: “Hermano Omar; Yo sé que quizás usted tenga la razón… o quizás no… pero por el amor del señor deje el tema en paz, ya que se trata de nuestra hermana en Cristo sarita Cardona y puesto que somos hermanos en la fe no debe atacarla tanto”. Igual de respetable su opinión. Imagino que usted es de los cristianos a los que, domingo a domingo, CARDONA va a convencer a la iglesia en el culto de las once de la mañana. Qué bonito sería si, así como se dedica a convencerles a ustedes, también saliera a dar la cara a quienes ha defraudado la “hermanita Sarita”. Después de todo, eso, es lo único que se le pidió desde el principio. De todos modos, le aseguro que no dejaré el tema hasta que lo termine para bien o para mal de quien sea. Y para su tranquilidad, esto acabará pronto, pues dudo mucho que el gobernador responda a la misiva que le envié, por lo que en algunos días estaré anunciando la sordera del borrachales de EMILIO sobre el caso.

Uno más: “Bastonazo… ¡Se le reconoce la audacia y la forma de escribir estas cosas! Aquel que sea señalado por usted seguramente es afectado. Pero Yo temo que esto desemboque en alguna tragedia. ¿Lo ha pensado? Yo, en la calle y comentando con los amigos, he escuchado decir que le arrimarán una chinga al cabrón que les gritó. Es de pensarlo amigo BASTONAZO”.

El último y nos vamos: “Porque de tal manera amó DIOS al mundo, que ha dado a su hijo unigénito para que… ¿Todos los que creen en Él sean ladrones y malandros? Yo sé a qué iglesia asiste CARDONA. Es una lástima y hasta da pena que tengan ahí gente como ELLA y aún, con perdón suyo BASTONAZO, es una pena que tengan gente como usted, retrato vivo de la inmoralidad y corrupción por solapar un gobierno como el que tenemos”. Jajajajajajaja… ¡Seguramente los panistas son blancas palomas! No crea que porque el MOCHILAS da láminas de cartón y bultos de cemento es mejor y más democrático que el PRI. En fin, que ahí están solo tres de los muchos que han llegado a la bandeja de entrada de mi e-mail, sobre este polémico caso en el que, la misma CARDONA, ha intentado presionar políticamente hablando para que su servidor pare de escribir. “¡Ni lo siga intentando! Ya vio que no puede, y no puede, porque Yo no escribo para los poderosos sino para el pueblo”. Mejor, deje la sordera, la soberbia y la prepotencia y, si en verdad se considera hija de DIOS, salga a dar una explicación de lo que sucedió y a ofrecer una disculpa por sus malos y déspotas tratos a la asociación agraviada. Ir a predicar su inocencia a la iglesia no la limpia de nada, ni quitará jamás el dedo acusador de quienes intentaron, humildemente, acercarse a usted para ser maltratados de ese modo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario